Viajar como mochilero tiene su propio encanto que en muchas ocasiones es muy difícil de poder explicar. Es algo que cualquier persona debería hacer al menos una vez en la vida. A continuación, te daremos las razones para poder hacerlo.

7 razones para salir de mochilero

#1 Sensación de aventura constante

Cuando vas a viajar de mochilero cualquier cosa puede suceder, tus ojos se abren cientos de situaciones para vivir, por lo que te encuentras en una situación constante de aventura. El que salga como desees dependerá de ti.

#2 Aprendes a vivir con lo que necesitas

Todo que vas a llevar para tu viaje lo tienes en la espalda, lo que quiere decir que solo lo que llevas encima será lo que utilices. Aunque, se te presenten complicaciones, con esas cosas que poseas sabrás atenderlas.

#3 Libertad

Nada podrá separarte de cada entorno que pueda rodearte, ni apresurarte. En pocas palabras, eres totalmente libre de poder hacer la exploración de muchos rincones durante el tiempo que desees. Solo serán tu mochila, el paisaje y tú.

#4 Llegas a lugares insólitos

Al salir de mochilero, no cuentas con obstáculos, ni mucho menos límites para llegar a donde desees. Lo que se traduce en que puedes llegar a los lugares más apartados que puedas encontrar. Esos sitios a los que los tours no logran llegar y que cuentan con paisajes insólitos.

#5 Personas fantásticas

Cuando vas de mochilero obtienes una perspectiva distinta de lo que es el entorno, por lo que obtienes una camaradería distinta a la que posees. Las demás personas comparten experiencias contigo y viceversa, lo que te hace conocer personas que no olvidarás.

#6 Tu propia ruta

Que mejor manera de viajar que marcando tu propia ruta. Viajar con una mochila implica hacer el cambio de planes solo porque quieres, es decir que puedes agregar unos días más y acortar tu viaje. Nada te lo impide.

#7 Se valora lo que de verdad tiene importancia

Como hay una completa desconexión con la rutina que llevabas, empiezas a valorar lo que de verdad importa (vida, salud, amor, etc). Escapas de esa rutina del día a día, por lo que puedes tener nuevas perspectivas de lo que hay a tu alrededor.

Ahora que ya conoces los motivos por los que puedes salir de mochilero ¿qué esperas para poder hacerlo? Si te preocupa donde quedarte, puedes pensar en un hostal en Málaga.