Hay muchas veces en las que podemos tener un coche muy viejo al que no le vamos a poder sacar nada si lo queremos vender, y realmente no sabemos muy bien qué hacer en este tipo de situaciones. Por si no lo sabemos os lo digo yo que un coche no se puede abandonar en la vía pública debemos saber que pueden multarnos de manera inmediata si se nos ocurre dejarlo abandonado en la calle, hay muchos coches que lo están pero sus dueños son listos y los van moviendo de vez en cuando para que nadie pueda sospechar y no los puedan denunciar. En estos casos en los que no estamos dispuestos a entregarlo al desguace lo mejor que podemos hacer es dar baja coche de manera temporal de esa manera nos evitamos el tener que pagar la cuota al ayuntamiento y mientras vamos pensando bien lo que queremos hacer con él. Para ello deberemos seguir unas pautas muy sencillas que os muestro a continuación.

Lo primero de todo será personarnos en la Dirección General de Tráfico y pedirles un formulario de baja de vehículos, nos pedirán que acreditemos que el coche es nuestro con el DNI y con toda la documentación del vehículo y la tarjeta de Inspección técnica, además de tener que pagar las tasas correspondientes a dicho papeleo. Con eso ya podremos tener el coche dado de baja, pero debemos saber que no podremos circular con él bajo ningún concepto, ya que seguramente ni tan siquiera le vamos a dejar el seguro al corriente de pago, por supuesto lo mejor que podemos hacer es sacarlo cuanto antes de la vía pública, buscar una plaza de garaje y depositarlo allí el tiempo que podamos tenerlo, claro si no lo podemos vender o directamente es para desguace no deberemos hacerle ningún tipo de mantenimiento, tan solo pensarlo bien y dejar que los encargados de darles un buen final se encarguen de reciclarlo de la manera correcta, como lo maca la ley vigente en estos momentos.

En cualquier caso un coche viejo ya no pinta nada y desde luego flaco favor le hacemos con ello al medio ambiente, sin duda debemos pensar que los coches viejos donde mejor pueden estar es en un desguace donde seguramente alguna de sus piezas incluso pueden llegar a ser reciclables y donde con un pequeño gesto podemos ayudar a que se puedan arreglar otros vehículos.