Estamos de acuerdo, en los meses de principio de año como pueden ser enero y febrero no es lo más corriente comprar comprar material escolar barato pero si encuentras una buena promoción ¿Por qué no aprovecharla? Sabes que en un momento u otro los chavales van a necesitar todo ese material  para el colegio, quizás te falten algunos artículos, quizás hayas comprado cosas que no necesitaran, pero te has ahorrado unos buenos euros que podrás gastar en otras cosas cuando surja la ocasión.

La verdad es que casi todos los colegios piden los mismos materiales, casi todos los colegios necesitan de  los chicos las mismas cosas, los libros pueden varias de una editorial a otra, y algunos colegios piden cuadernos más grandes y otros más pequeños, pero en definitiva, cuadernos. Por esto si encuentras un lugar online en el que hay una buena promoción por el material escolar y a sabiendas de que lo vas a necesitar, es una buena inversión adquirirlo aunque tengas que tenerlo guardado en un cajón tres o cuatro meses hasta que llegue el nuevo curso.

Esta estrategia la puedes aplicar para muchas otras cosas, aprovechar las ofertas de las tiendas, cuando un producto esta rebajado, cuando el descuento es considerable y sabiendo que en alguna ocasión vas a necesitar ese producto, lo más inteligente es adquirirlo por un precio menor al que tendrá cuando realmente lo necesites.
Es como comprar siempre en las rebajas, quizás compres las últimas unidades, quizás lo que compras ya es casi de la temporada pasada, pero lo compras por mucho menos y eso es algo que a todos nos gusta. También nos aferramos a las compras online, es así como conseguimos comprar mucho más barato, en las tiendas online los precios siempre son más bajos que en las tiendas físicas, además nos podemos beneficiar de portes gratis en algunas tiendas y eso también se considera como un buen ahorro.

No está la vida como para ser excesivamente quisquillosos, no está la vida como para andar con demasiadas exquisiteces, hay veces que tenemos que coger lo que tenemos delante aunque no sea la última moda, hay veces que merece la pena compra las cosas fuera de época para poder ahorrarnos unos buenos euros, hay veces que es mejor ser práctico que moderno, nuestro bolsillo lo agradecerá y los demás apenas lo notaran.