No soy una persona que entienda mucho de mecánica, podría decir que no entiendo nada de ella, recuerdo el día en el que dimos ese tema en la autoescuela y la verdad que se me atragantó de una manera que no quiero ni recordar. Menos mal que en el examen no me salió ninguna pregunta referente a este tema sino seguro que hubiera cateado. Desde que tengo coche que ya es un montón de tiempo siempre ha sido mi padre el encargado de preocuparse de sus revisiones y de todo lo relacionado con su puesta a punto, mal hecho por mi parte porque la verdad me debía haber preocupado un poco más, aprender o por lo menos mostrar un poco más de atención, pero como mi padre me lo daba todo solucionado me daba un poco igual. Hace un año que mis padres se fueron con mi hermana ella viven en Londres y cuando dio a luz decidieron irse para ayudarle, por lo que me quedé sola y no les veo muchas ganas de volver.

Justo el mes pasado fueron mis vacaciones y como en todas me suelo llevar el coche, mi ruta siempre suele ser la misma me encanta Andalucía y siempre tiro para allá en cuanto tengo oportunidad. Quince días de tranquilidad, de desconexión y de disfrute iba a tener la culpa, ya lo tenía todo preparado solo debía recoger a una amiga cuando el coche tuvo un ruido raro, me preocupé enseguida, pero como siguió funcionando bien no le di la menor importancia, el viaje no se dio mal del todo íbamos hacía Huelva y la distancia era más bien larga, pero sí es verdad que en un par de ocasiones volví a notar ese ruido que me tenía preocupada. En una de las paradas llamé a mi padre para comentárselo me echó la bronca y esta vez tenía razón como él no estaba y no se había encargado de mirar el coche tampoco lo había hecho yo, poco trabajo me hubiera costado llevarlo a un taller, pero la emoción me pudo y ni me acordé. Me dijo que cuando llegara me acercara a un taller y le comentara el ruido que había escuchado  y en el caso de necesitar un recambio me pusiera en manos de desguacesmelli que por lo visto es a quienes solicita el las piezas usadas que necesita. Así lo hice por suerte era cosa de nada y el propio desguace me lo solucionó, el importe fue mínimo, temiendo estaba de tener que volverme a casa y no poder disfrutar de mis vacaciones.